Pollo guisado con setas portobello



El otoño, una maravillosa estación llena de colores cálidos, tiempo suave, setas, paseos por el campo... ¡me encanta! Bueno, no todo, los días que están oscuros y lluviosos me ponen triste pero vaya, vamos a quedarnos con lo positivo.

Siempre me gustan los comienzos, ya sea comenzar el mes, la semana, un proyecto nuevo, una estación...me motiva.

Como ya tenemos setas en el mercado es hora de ponernos manos a la obra y cocinar con ellas ricos platos. Todos los años intento sacarles partido, como por ejemplo con la quiche de setas y beicon o en unas sencillas bruschettas.

Esta riquísima receta es invención de mi madre y le quedó tan buena que no puedo evitar compartirla con todos vosotros.

Contadme, ¿os gusta el otoño y las setas?


Tartaletas de natillas y moras en 5 minutos




¡Me encantan los lunes! Sé que más de uno estará pensando ahora mismo que soy una chica de lo más rara y que vaya locura, pero es cierto, disfruto los lunes, para mí son una oportunidad de comenzar algo nuevo, de reinventarme, de comerme el mundo y cambiar algo... hasta que llega el martes y descubro que todo sigue igual. Pero por el momento vamos a disfrutar que hoy es lunes con una sonrisa bien grande.

Toca postre de esos para casos de prisas, muchas prisas, y es que no necesitamos más de cinco minutos para tener listo este postre y tres ingredientes, ¿no es genial?

Como es temporada de moras lo he preparado con ellas pero siempre os animo a usar la imaginación y darle una vuelta al postre con otra fruta. Si combináis por ejemplo natillas de chocolate con frambuesas tendréis también un postre para chuparos los dedos.

No es la primera vez que traigo al blog un postre de estos ultra rápidos, también tenéis los pastelitos de nata y fresa.

¡Feliz semana!


Daditos de piña y beicon



Receta de aires caribeños, fresquita y rápida de hacer.

Tengo que confesaros que tengo una especie de Sindrome de Diogenes digital. Que si acumulo fotos, documentos, artículos que me han gustado y quiero releer, recetas por hacer, música por escuchar...

Y es que parece que si no tenemos más de lo que necesitamos no podemos ser felices, guardamos "por si acaso" y a veces es un arma de doble filo. Nos centramos tanto en guardar que nos olvidamos de disfrutar.

¿Y por qué os cuento todo esto? Porque tenía esta receta olvidada desde hace muchísimo tiempo, siempre se me iban colando otras que parecían más atractivas, más nuevas... olvidando que con solo dos ingredientes iba a disfrutar de un riquísimo aperitivo.

¿Y vosotros, acumuláis tecnológicamente?